Régimen de facturación electrónico

Desde la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) se brindó un resumen de las Resoluciones Generales 4290/2018, 4291/2018 y 4292/2018 de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), que establecen las características del nuevo régimen de facturación electrónico.

Estas nuevas reglamentaciones sustituyen a las resoluciones 2485, 356, 4291 y 100. Los sujetos alcanzados son:

Responsables inscriptos en el I.V.A.

Régimen simplificado para pequeños contribuyentes (Monotributistas)

Sujetos exentos en el I.V.A.

Sujetos no alcanzados

Cabe destacar que se podrán emitir recibos a través de comprobantes en línea o controladores fiscales homologados.

Las solicitudes de emisión de comprobantes que podrán efectuarse a través de intercambio de información basado en Webservice o comprobantes en línea (ingreso con clave fiscal Nivel 3) son:

Facturas o comprobantes clase “A”: un registro por cada comprobante.

Facturas o comprobantes clase “B” y “C” emitidas a consumidores finales, si el importe es igual o superior a $5.000, un registro por cada comprobante, con la obligación de identificar al adquirente. Si el importe es inferior a $5.000, no se requiere identificación sino un registro por lote.

A partir del 1° de Abril de 2019, todos los monotributistas deberán reemplazar la facturación en papel por la factura electrónica y/o controlador fiscal, incluso los que efectúen operaciones con consumidores finales.

Además, no podrán ejercer la opción las Micro, Pequeña o Mediana Empresa por las operaciones que realicen con una empresa grande u otra Micro, Pequeña o Mediana Empresa que haya adherido al Régimen de “Factura de Crédito Electrónica MiPymes” dispuesto por la Ley N° 27.440. En este caso deben emitir exclusivamente comprobantes electrónicos originales.

Por otra parte, los contribuyentes que posean monotributo social y de la promoción del trabajo independiente pueden seguir utilizando las facturas manuales. Para los sujetos exentos en el I.V.A. se generaliza a partir del 1° de enero de 2019 la obligación de emitir comprobantes electrónicos, salvo los exentos en el impuesto a las ganancias.

También, para las operaciones de ventas o prestaciones de servicios en el domicilio del cliente, a partir del 1° de abril de 2019 se deberá utilizar facturación móvil con aplicación para teléfono celular.

A su vez, aquellos contribuyentes que desarrollen como actividad principal la “venta al por mayor en supermercados mayoristas de alimentos y/o venta al por mayor de materiales y productos de limpieza”, que registren en el último año comercial cerrado operaciones por un monto mayor o igual a cincuenta millones de pesos ($50.000.000) y opten por utilizar Controladores Fiscales, deben ser de última tecnología. La misma obligación rige para quienes inicien actividad.

Respecto a los controladores fiscales de nueva tecnología, prevén un archivo de las operaciones de venta, el cual debe ser enviado a la AFIP en forma semanal, a través del servicio web “Presentación de DDJJ”.

Respecto al libro IVA DIGITAL, se diseña un registro de facturas electrónicas, de similares características del actual régimen de información de compras y ventas, que se encuentra vigente a la fecha, y que prevé la cinta testigo para Controladores Fiscales.

De esta manera, la AFIP optimizará los métodos de procesamiento, registro, emisión de comprobantes y transmisión de datos a las bases informáticas del ente recaudador.

Compartir en Redes Sociales
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *